China despide a tres autoridades de Hubei y Wuhan tras jornada de drástico aumento de casos y fallecimientos por coronavirus

25

Con el aumento de casos confirmados por coronavirus de un día para otro –por el cambio de metodología de diagnóstico- y el récord de fallecidos que se dio a conocer este jueves, las consecuencias políticas del brote se comenzaron a sentir en China. Durante esta jornada, se hicieron públicos los despidos del jefe del Partido Comunista de la provincia de Hubei, del jefe del Partido Comunista de Wuhan y el jefe de la oficina de asuntos chinos en Hong Kong y Macao. 

En entrevista con The Guardian, el profesor de ciencias políticas de la Universidad de Chicago que se enfoca en China, Dali Yanng, sostuvo que los cambios de las autoridades en las zonas de la emergencia de salud «es claramente un movimiento de Xi (Jinping)». «Hay mucho en juego y necesitaba tiempo para encontrar a las personas adecuadas para los puestos para salvar la situación que se vive en Hubei, Wuhan», añadió. 

El miércoles, el China Daily Mail publicó que un poderoso funcionario de Beijing que llegó a Wuhan para supervisar la lucha contra el virus había increpado a funcionarios locales por no organizar la entrega de tratamientos lo suficientemente rápido para las personas que llegan con síntomas de la enfermedad. Asimismo, los expertos no descartan que el aumento de víctimas fatales, 242, y el aumento en 14.840 casos más en las últimas 24 horas hayan impulsado los cambios en las autoridades. 

«Sospecho que Xi hubiera querido que el cambio de personal proyectara la sensación de que él tiene el control de la situación. Los malos números socavan ese mensaje», expresó Sam Crane, académico de política china y filosofía antigua en Williams College. 

El cambio en la metodología para el conteo de casos de contagiados en China ha generado, durante esta jornada, confusión en la población y en los mismos organismos internacionales, profundizando aún más la crisis. Paul Hunter, profesor de medicina en la Universidad de East Anglia, reconoció que la Organización Mundial de la Salud parece perdida con estas nuevas cifras. «Es notable que la OMS no haya actualizado su tablero con cifras chinas este jueves, situación que insinúa que aún no han decidido cómo lidiar con esto», dijo. Este jueves, los últimos datos entregados cifraron el número de muertes en todo China en 1.310 y el de contagiados en 59.804.