Ministro Briones, Luksic y gremios empresariales dan señales de confianza para la recuperación de la economía

84

Luego de una larga jornada de negociación, el oficialismo y la oposición -con excepción del PC- finalmente sellaron un acuerdo para establecer una ruta constituyente. La resolución busca dar respuesta a una de las demandas del estallido social que comenzó hace ya 28 días y tanto en el Gobierno como en el mundo empresarial comienzan a aplaudir y cantar victoria.

Uno de los primeros en reaccionar fue el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, quien aseguró que el acuerdo va a permitir no solo la paz social sino que también una recuperación de la economía y evitar una recesión. “Este acuerdo por la paz lo primero que hace es dar una señal clarísima”, dijo Briones a Radio Infinita. “Soy un convencido que la actividad se va a recuperar”.

El secretario de Estado apuntó a que a pesar de que los indicadores de actividad económica de los meses de octubre y noviembre se verán impactados por los efectos en la actividad productiva tras el estallido de la crisis social, la recuperación de la «paz y la normalidad» permitirá volver a la senda de crecimiento en los registros siguientes.

“Lo que tuvimos fue una crisis muy dura que yo creo que con esto se supera. Yo creo que la economía va a retomar su senda de crecimiento. No hay razones profundas por lo cual eso no debiera ocurrir”, comentó.

“Cuando yo me refería de que hubiera una probabilidad de una recesión técnica o que hubiera un aumento importante del desempleo, siempre me referí a si esto continuaba, porque como es obvio para cualquiera que si la economía seguía funcionando a media máquina, iba a producir a media máquina, iba a generar empleo a media máquina, iba a vender a media máquina”, dijo Briones.

El ministro finalmente señaló que hasta ayer eso configuraba “una probabilidad de una recesión y un aumento de las personas que van a quedar sin trabajo, pero hoy día estoy convencido de que retomamos, por los fundamentos sólidos, una economía que venía en una senda de crecimiento”.

Otro que se pronunció bien temprano sobre el pacto para una nueva Constitución fue el empresario y twittero empedernido, Andrónico Luksic. Este es un “gran momento en la historia de Chile”, dijo el presidente de Quiñenco a través de su red social favorita.

“Ejemplo de generosidad…por un Chile mejor para todos”, agregó junto a un «Viva Chile».

El empresariado también pidió la palabra y distintos actores del sector sacaron la voz para elogiar el acuerdo.

El presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alfonso Swett, señaló que «hoy ha ganado la ciudadanía. Ha ganado la democracia. Ha ganado la buena política».

«En abril ganará la mayoría de la ciudadanía en las urnas. Estamos convencidos que con democracia y paz social podremos lograr las soluciones sociales que Chile necesita», añadió el líder gremial según consigna Emol.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), Peter Hill, apuntó a la necesidad de volver a la «normalidad» y comenzar cuanto antes la reconstrucción de «los graves destrozos provocados durante un mes».

«En el entendido que traerá la paz al país lo que permitirá volver a la normalidad y comenzar a reconstruir los graves destrozos provocados durante un mes, en especial los sufridos por el comercio y pymes emprendedoras, sin duda, el sector más golpeado por la violencia de este período», dijo Hill.

Desde la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), también tuvieron algo que decir y su presidente, Diego Hernández, indicó que ven con esperanza «el acuerdo alcanzado por los líderes de los partidos políticos para redactar una nueva Constitución, que contribuya a la paz y a la justicia social, y a sentar las bases para el desarrollo futuro de nuestro país, permitiendo satisfacer las necesidades y demandas de todos los ciudadanos. Valoramos que este acuerdo se haya alcanzado respetando el marco institucional vigente».

Hernández agregó que «para este sector, dedicado a explotar recursos naturales y que tiene un uso intensivo de capital, es particularmente relevante seguir contribuyendo a mantener las condiciones necesarias para que Chile conserve su posición de liderazgo. En la actual coyuntura, la minería va a jugar un rol clave, especialmente, considerando su aporte en exportaciones, tributación y el desarrollo de una industria proveedores de bienes y servicios, lo que facilitará la tarea de seguir construyendo una sociedad más justa para Chile».

Fuente: El Mostrador