Así se alimentan los estudiantes chilenos: Solo un 28% se fija en los nutrientes como prioridad para comprar comida

37

Los problemas de obesidad en los jóvenes chilenos es un problema que se arrastra desde el colegio hasta la vida adulta. Según el último mapa nutricional de la Junaeb, un 50% de los escolares está por sobre su peso, una realidad que preocupa a las autoridades.

Para intentar comprender mejor los hábitos de alimentación de los estudiantes, una investigación realizada por Sodexo pidió a los beneficiarios de la BAES que respondieran una serie de preguntas sobre sus preferencia a la hora de comprar alimentos.

Dentro de los resultados de los usuarios del beneficio, un 67% de los alumnos encuestados aseguró que lo más importante al momento de comprar es el precio del alimento. Por su parte, un 28% declaró que los ingredientes y el aporte nutricional es lo principal antes de elegir un producto.

Otro de los datos que arrojó la investigación apunta a que un 52% de los alumnos está de acuerdo con que es importante para ellos comer alimentos saludables a diario, mientras que el 39% está en desacuerdo con que compra sus alimentos fijándose en la calidad nutricional.

Jaime Tohá, director nacional de la Junaeb, apunta a que los cambios que se puedan hacer desde el Estado es sumamente importante para cambiar los hábitos de los jóvenes.

«Hemos implementado innovaciones que han tenido una excelente recepción de los beneficiarios de la Beca BAES y del Programa de Alimentación Escolar, tales como la incorporación de productos del mar, mayor cantidad de frutas y verduras, productos con pertinencia local según cada región, más miel y menos azúcar, sal de mar, un programa especial sin gluten, más agua, entre otras medidas”.

En tanto, Sergio Godoy, Gerente de Beneficios Sociales de Sodexo Beneficios e Incentivos, asegura que es importante analizar la relación entre precio y calidad del alimento.

“Con el estudio logramos derribar mitos que existen en torno a los jóvenes estudiantes, como el de su preferencia por la comida chatarra. Con este estudio cruzar datos que aclaran este escenario: si el 67% de los usuarios de las BAES se fija en los precios al momento de comprar, las opciones de compra se reducen. Los alimentos altos en carbohidratos o con alto aporte calórico son más baratos que los alimentos más saludables”, señaló Godoy.