Diputada Emilia Nuyado exige revisar plan de entrega de agua a los sectores rurales de la provincia

La diputada del distrito 25 Emilia Nuyado pide al Gobierno Regional y la Onemi  de los Lagos cambiar su plan de entrega de agua a través de camiones aljibes a las zonas afectadas por el déficit hídrico y aplicar como señala la ley, el decreto 41 que norma la entrega de agua mediante camiones aljibes y que entró en vigencia este 8 de febrero.

Este norma las condiciones sanitarias para la provisión del agua mediante el uso de camiones aljibe, entra en vigencia luego de 3 años, uno de los aspectos más relevantes es el que fija el que el volumen de agua distribuida, para el consumo diario por persona, no podrá ser inferior a 100 litros, salvo aquellos casos calificados por la Autoridad Sanitaria, adoptando lo señalado por la Organización Mundial de la Salud como estándar para consumo e higiene.

La parlamentaria señaló la afectación que sufren muchas familias rurales debido a la falta de agua “las familias rurales han sido las más afectadas últimamente lo complejo ha sido esta distribución de agua por los camiones aljibes, que es insuficiente cuando le entregan 50 litros de agua por persona, en vista que el decreto 41 señala que deberían ser 100 litros por cada persona y además el recorrido que hacen los camiones no son permanentes, no son a diarios, por lo que tiene que haber también infraestructura para que se pueda acumular agua y esto ha sido porque no se ha preparado por parte de los diversos instituciones del estado donde es necesario avanzar en infraestructura, necesitamos mayores pozos profundos, más apoyo para los proyectos de agua potable rural, si bien los tiempos se han acortado pero siguen siendo lentos, la asignación presupuestaria para los comités de Agua Potable Rural” señaló.

A su vez, indicó que fiscalizará el cumplimiento de este decreto y estará atenta a que el agua se le entregue a las personas independiente de informes sociales, como quiere implementar el gobierno, “desde mi rol de Diputada me interesa fiscalizar que este decreto se cumpla a cabalidad y por lo tanto esos 100 litros sean los que se le entreguen a cada una de las personas a las familias que mayormente necesitan el agua en la ruralidad, por lo tanto no deberían considerarse el registro social de hogares ni otras cosas que se estaban planteando desde las decisiones que quiere tomar el actual gobierno, creo que el agua es un derecho humano” recalcó.