Conspiró contra Trump y ahora deberá pasar 20 años en prisión: pretendía volcar la limusina presidencial

Gregory Lee Leingang, un estadounidense de 42 años, tenía un plan malévolo para acabar con la vida del presidente Trump.

El hombre, residente en Bismarck, Dakota del Norte, aprovechó una visita que el mandatario realizó en septiembre de 2017 para conspirar en su contra. Su intención era volcar la limusina presidencial, más conocida como “La bestia”,  con la ayuda de un montacargas.

“La intención era básicamente intentar llegar a la limusina, voltearla y llegar al presidente; él quería asesinar al presidente“, aseguró Brandi Sasse Russell, asistente del fiscal del caso al medio Grand Forks Herald.

El intento de atentado fue llevado a un tribunal federal, en donde el aludido reconoció ser culpable de uno de los dos cargos en su contra.

SÓLO PALABRAS

Pese a sus intenciones, Leingang no logró su cometido.

Cerca de las 2 pm – momentos previos a la llegada del mandatario- procedió a robar el montacargas e ingresar a la ruta de la caravana presidencial. Sin embargo, la poca experticia le pasó la mano: la máquina se atascó en un área cerrada. Tras ello debió abandonar el rodado.

Más tarde fue arrestado por la policía local y no dudó en confesar su plan.

No obstante, su defensa aseguró que aquel día estaba pasando por una severa crisis psiquiátrica. Fue por esta razón que en el tribunal el hombre se dirigió al juez para explicarle que lleva 12 años tomando medicamentos para tratar su déficit atencional, hiperactividad y bipolaridad.

SE DECLARÓ CULPABLE

El 4 de octubre de 2017 se presentaron dos cargos federales en su contra: “Intento de entrar o permanecer en un edificio restringido y en tierra mientras se usa un arma peligrosa” e “Intento de dañar propiedad del gobierno”.

A su vez, el tribunal estatal hizo lo propio. Leingang fue condenado a 10 años de prisión por incendiar el taller de mantenimiento Bismarck Municipal Ballpark y una oficina estatal de libertad condicional.

Ambos ilícitos los cometió horas antes del robo del montacargas, mientras que por este y por otro hurto recibió una condena de cinco años cada uno.

Respecto al caso federal, su defensa logró evitar un juicio por jurado, razón por la que se reconoció culpable de uno de los cargos.

Actualmente Leingang se encuentra recluido en la Penitenciaría del Estado de Dakota del Norte y por ahora, se estima que conseguirá la libertad el 15 de septiembre de 2038.

Su última audiencia está programada para el próximo 15 de febrero de 2019.