Cruel castigo: Profesora dejó a un alumno a la intemperie con -2°C en la región del Maule

El niño fue dejado solo con su pupitre afuera de la sala por una insólita razón.

A veces, hay profesoras que pueden ser demasiado estrictas. Es lo que sucedió en la Escuela de Lenguaje Rayenco de Romeral, en la Región del Maule, donde un estudiante de Tercero Básico A fue expulsado por la docente, obligándolo a salir con su pupitre de la sala y permanecer afuera de la sala en la mañana del jueves, cuando la temperatura ambiente era de -2°C por más de media hora.

La razón: escribir muy lento en una prueba de Historia.

La imagen del hecho se dio a conocer a través de un grupo del curso. “Me llegó la foto y vi que era (un alumno) del curso. Me comuniqué con la mamá y fuimos al establecimiento donde nos dijeron que no dijéramos nada, pero queremos que se haga público porque no es posible que hagan eso con los niños y vulneren así sus derechos”, comentó Francisca Subercaseaux, apoderada que hizo llegar la foto a la madre del niño.

Tras esto, la madre y apoderada del menor afectado, Paulina Bravo, realizó una denuncia en la Oficina de Protección de Derechos (OPD) municipal del Sename: “Cuando me enteré (del hecho) me dieron ganas de todo, de llorar, de gritar y fui al colegio y me llevé a mi hijo. Él no está yendo a clases y lo quiero cambiar de establecimiento, no quiere ir más a clases”, señaló la mujer en sus declaraciones recogidas por Cooperativa.

El seremi de Educación, Jaime Suárez, asume que la medida de castigo no era pertinente y aseguró que dieron aviso a la Superintendencia de Educación para que se tomen medidas al caso: “No vamos a permitir como Gobierno que se vulneren los derechos de los niños y tras la investigación tomaremos las medidas correspondientes”.

Con la denuncia interpuesta, el caos quedó en calidad de prioritario y se estableció un plazo de tres días hábiles para recibir el informe del establecimiento educacional Rayenco de Romeral, quienes por su parte no han querido hacer declaraciones.

 

 

 

Fuente:La Hora

Deja un comentario